Marisa Alemany

La lectura te descubre, la escritura te desnuda.

Mi biografía literaria

Gerente de consultoría informática durante casi veinte años, actualmente Marisa Alemany compagina su trabajo de profesora con su pasión por la escritura.

Hasta la actualidad ha publicado una novela llamada “Diosa de Tierra y metal” con Ediciones El Transbordador y diversos relatos de literatura contemporánea, histórica, ciencia ficción y fantasía. Marisa escribe hibridando géneros.

Destaca su colaboración activa con la Fundación solidaria Vinatea desde su fundación, así como su pertenencia al Proyecto Artemisa (donde siete autoras reivindican el género de lo extraordinario). Así mismo ha coordinado la edición y promoción de diversas antologías como “Mujeres en Construcción (perdonen las molestias)” de la editorial Vinatea. La autora ha realizado multitud de conferencias y presentaciones de personajes femeninos de la historia, entre ellos: Concepción Arenal, Ada Lovelace y otros tantos que aparecen en la obra “30 mujeres fascinantes en la historia de Valencia” como María Luna, Teresa Gil de Vidaurre, Carroça de Vilaragut, Margarita Borrás, etc.

En la actualidad ha terminado un manuscrito denominado «La condesa binaria» sobre la vida y logros de la inventora de la algoritmia Ada Lovelace, única hija legítima del poeta Lord Byron. La novela es histórica con toques de realismo mágico victoriano. Así mismo sigue escribiendo y publicando relatos, reseñas y unas reflexiones sobre la mujer de la vida moderna llamados «Diarios de una Heterosauria» con bastante éxito en las redes sociales.

En octubre de 2018 ha publicado la novela «Diosa de tierra y metal» con Ediciones El Transbordador, sobre un universo de mujeres poderosas y humanos desesperados relatado desde los ojos de una adolescente que percibe más de lo que parece.

La novela ha sido elegida como una de las 20 mejores del 2018 dentro del ámbito de fantasía por fantasymundo.com y ha recibido reseñas muy positivas

En 2021, la novela ha sido editada en formato audiolibro por la Saga Egmont y una sugerente portada.

 

Otras publicaciones:

Publiqué el relato “Te necesito humano” con Ediciones Irreverentes en el año 2011, el relato “Justicia” en la antología” Del loco al mundo” con la editorial Acen, el relato “Gran Shakti de Kil” de la antología “Antes de Akasa Puspa” con la editorial Sportula en el año 2014, el relato “Diario de una exploradora” con la Editorial Cápside en 2016 y el relato “Señora de la Albufera” en la Editorial Vinatea en el año 2017. El relato “¡Así es la vida, viejo!  en la Editorial Vinatea, el relato “Cuerpos de Carne” en la Antología Insomnium 2018 y el cuento breve “Tanto cielo por Volar” con Valencia Escribe, entre muchos otros.

 

Con la Fundación Vinatea: Trabajo en la editorial solidaria Vinatea centrada en productos de cultura e historia valenciana junto a su socio, editor y escritor Salvador Raga. Especialmente con el libro “30 Mujeres Fascinantes en la historia de Valencia”. Una antología donde treinta autoras despliegan relatos sobre treinta mujeres de la historia, desde la época romana hasta la actualidad. Además de colaborar en la corrección, edición y preparación de la portada y cartelería de esta antología y del resto de los libros de la editorial, también he diseñado y participado en más de veinte presentaciones en diversos locales, públicos y privados, de la Comunidad Valenciana. Este trabajo me ha facilitado conocer el proceso completo editorial de una obra literaria y cuán arduo y dedicado es el trabajo de su creación, distribución, difusión y promoción. Para más información pueden consultar la web de la editorial: www.editorialvinatea.com.

 

Mis relatos
Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

Conforme profundicé escuchando su voz fui consciente de que mi atracción primigenia por Harón no había sido simplemente física, pues ahí tenía un clon del ‘dios del amor’ —el hermano fotógrafo— y sin embargo, este esposo bienavenido no levantaba mi libido de la forma que sí lo hacía mi oculista.

Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

Él mismo abrió la puerta para entrar en la consulta y no tuve que esperar. Ante mí un espécimen de homo sapiens varón que me sacaba la cabeza, con una espalda en forma de triángulo isósceles y sendas efes marcando las clavículas de hombro a hombro, empuñaduras de los brazos de marinero que mencioné antes. Mi instinto arácnido dirigió mis ojos acuosos a las manos, fuertes, sin anillos. Parecía un actor de una película de piratas. Distaba de estar lampiño. A sus ojos rasgados del color de la miel, le acompañaban unas cejas tigreñas y un mentón portentoso con la barba hisper de moda, recortada en punta. Lucía un pelo entrecano, todavía ensortijado. Calculé unos 40 años.

Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

En lugar de recordar los problemas de convivencia y las obviedades constantes que apuntaban con tino a que éramos una pareja disfuncional. Ahora recuerdo el instinto animal de los inicios: repletos de siestas que nunca empezaban y pelis de las que no consiguiéramos ver el final; demasiado que indagar. La ineludible química de la curiosidad.

Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

Ahora entiendo muy bien eso de la famosa-típica crisis de los cuarenta de los hombres de antes, cuando dejaban a su esposa e hijos por una más joven. La sensación de inmortalidad, aunque sea una ilusión, es irresistible. Y como dijo alguien muy sabio: «no hay frontera que tiente más al contrabando que la de la edad»

Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

Cuando sabes que tu ex ha pasado página, ha terminado el último capítulo de vuestra historia y, además, ha lanzado el libro por la ventana…

Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

—No son pocas las veces que un hombre me ha propuesto hacer un trio, con otra mujer claro, experiencia que nunca me ha atraído lo más mínimo y menos si la pareja es “pareja”.

Diarios de una Heterosauria

Diarios de una Heterosauria

—Cariño, yo soy un heterosaurio, y tú, por más que vayas de progre, también.

La Asistenta

La Asistenta

Un problema pequeñito, pulsante, diario, cabezota, te puede empujar poco a poco a ese mismo pozo hondo de alquitrán al que saltas cuando tienes uno de los gordos. Y ese pozo es tan inhóspito, gélido y terrible, saltes desde arriba o entres desde una gruta con vistas al mar.

Si te apetece conocer más detalle acerca de mi vida profesional puedes presionar el siguiente botón:
Bio Consultoría

Yo sueño que estoy aquí destas prisiones cargado, y soñé que en otro estado más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

La vida es sueño.
Calderón de la Barca

Navega con Nosotras ¡Síguenos!

Te proponemos un viaje alucinante…